Rudolf Steiner, un iniciado moderno

La misión de la vida de Rudolf Steiner (1861-1925), fue la adquisición y el perfeccionamiento del conocimiento del mundo espiritual, para su transmisión a la humanidad como imperiosa necesidad de la época actual, mediante el desarrollo consciente de las facultades que habitualmente permanecen sin desarrollar en el ser humano.

Rudolf Steiner, además de ser una autoridad en Goethe, editando su obra científica, fue filósofo, pedagogo, teólogo, editor, etc., siendo innovador en casi todos los campos de la vida: agricultura, dramaturgia, artes, arquitectura, medicina, pedagogía, ciencias sociales, etc.

Toda la obra de Rudolf Steiner está encaminada a que los que se introducen en la misma desarrollen nuevas facultades anímicas mediante un trabajo personal interior.

Los que le conocieron personalmente dieron testimonio de que fue un hombre de gran bondad y amabilidad, siempre dispuesto a ayudar a sus semejantes y al servicio de la humanidad, carente de arrogancia y orgullo, un auténtico iniciado moderno al servicio del Cristo.

 

Rudolf-Steiner-450px